Ruta de las Cuevas


En esta ocasión transitaremos por una senda que construyeron los residentes de las Partidas del Barranc Salat, Cavelles y Els Horts para salvar en los tiempos de postguerra el control de la Guardia Civil en el Mascarat y poder llevar así a los molinos de Altea para moler la harina y evitar los requisamientos  de la Guardia Civil. Visitaremos en la ruta la Cova Moneda de unos 15m de profundidad que se caracteriza por una ancha boca de entrada y un  posterior pasadizo estrecho que se ensancha en su tramo final. Las antiguas marcas de antorchas delatan que en algún tiempo esta cueva se utilizó como refugio. Su nombre se debe a antiguos tesoros árabes hallados en su interior. Aprovecharemos la parada para almorzar y después continuaremos hasta la Cueva de la Mina, ya en el Alt del Sepellar, de unos 100m de profundidad famosa antaño por sus estalactitas y estalagmitas (desgraciadamente, el acceso por carretera ha hecho que el abuso y el vandalismo hayan mermado la espectacularidad de ésta cueva).  En su parte más profunda, nos sorprenderá una amplia bóveda de unos 6m de altura que esconderá en su parte más recóndita una fuente de aguas termales con un acceso  que sólo los más intrépidos lograrán alcanzar. Desde el Alt del Sepellar bajaremos hasta la playa de la Olla de Altea y recorreremos el litoral hasta el punto de inicio. La hora del encuentro será a las 08:30 y el lugar de inicio  la estación de Altea. Los que lo deseen podrán reponer fuerzas con una paella en el chiringuito de la playa del Albir. La dificultad es media-baja y la duración unas cinco horas. Para la organización y las reservas de la comida es imprescindible inscribirse contactando con:
Fermín Moreno 662094930
Ernesto Bielsa 659594410
                                                                                                                                                ernestobielsa@gmail.com  

Advertencia (la letra pequeña, ya sabéis): la participación de cada uno en esta marcha senderista se realiza bajo su responsabilidad. Es conveniente ser miembro de alguna de las federaciones de montaña que hay en España.