Entre los fogones de un Nepalí Tea y un Tibetan Bread

Entré en Nepal tropezándome con todo! No sabría decir si era debido al estrés que iba arrastrando conmigo desde meses o si en cambio fue el impacto que me causó este país, que no me hizo apartar la mirada de TODO lo que me rodeaba! El resultado fue que pisé unas cuantas 'emes' por mi despiste, de las cuales estoy segura que fueron las causantes de la suerte que nos acompañó durante todo el viaje!
Pongo énfasis en el TODO, porque como anteriormente se ha dicho, tantas fueran las impresiones que nos llevamos, que es difícil resumirlas en unas cuantas líneas.
Creo poder decir que allí he desarrollado un sexto sentido y no hablo de intuición, sino simple y llanamente de algo que me hizo disfrutar de contrastes, sensaciones, olores y des-olores al mismo tiempo!
Evitaré también referirme a ningún lugar en especial, porque haría injusticia a resto de los lugares que visitamos, todos impactantes a su manera!
Nepal nos acogió con su amabilidad, con su serenidad (con excepción a su caótico tráfico), con su colorido, con sus alegrías, con sus silencios, con sus apagones de electricidad y sobre todo con esos ojos llenos de simplicidad y generosidad que caracteriza a su gente. Igual de allí viene la inspiración de los Ojos de Buda, quién sabe!, pero el caso es que creo que cada uno del grupo aprendió a ver de manera diferente y consiguientemente de tolerar y saborear esta cultura!
Fue sin lugar a dudas un viaje intenso que nos ha ofrecido infinitas experiencias y que de alguna manera nos ha tenido a todos embriagados! Solo la vuelta a 'nuestro pequeño mundo' nos ha hecho ser consciente de lo visto y vivido allí!
Nuestro particular Nepal Express 2009, como lo llamábamos, ha sido excepcional también por el grupo que formamos. Abrazos, risas, lágrimas, conversaciones y cansancio compartido, que no ha podido hacer otra cosa que marcarnos a cada uno.
Con las pilas recargadas al 300% he vuelto y me tropiezo menos. He dejado de fijar el asfalto de mi ciudad para alzar la mirada y quedarme ahora encantada con gran parte de lo que me rodea! Cuánto tiempo durará esa sensación?
Katiuscia Cacciatori
Lady MENCANTA
Nepal Express 2009